Las claves del Cheat Meal o comida libre

Si estás leyendo esto tal vez sea porque quieres saber si esa cena que te pegas todos los findes te arruina todo el esfuerzo que haces de lunes a viernes, o si de verdad hay alguna razón para llamarlo “comida trampa” o Cheat Meal… sea cómo sea, vamos a ello.

Antes de nada, vamos a aclarar qué es una comida trampa: el término Cheat Meal, surgió en EE.UU, cuna del fitness “tal y cómo lo conocemos ahora” ese fitness de recetas fit, competiciones bikini, productos cómo las salsas sin calorías y postureos varios, (que nadie se ofenda, ya me entendéis…)

Se llama comida trampa o Cheat Meal, a la comida libre que se hace después de estar cierto tiempo a dieta con la idea de que así “se mantiene activo el metabolismo”

via GIPHY

¿Y por qué es necesario saber ésto? Pues porque para entender si algo es más por moda o por ciencia, es necesario analizar el contexto. Y ésto tiene más pinta de moda que de ciencia. Es decir, (y ahora va mi opinión personal) lo que antes de las RRSS se llamaba cena con amigos o cumpleaños de mamá ahora se llama Cheat Meal. ¿La diferencia? Pues en el fondo poca, pero la diferencia está en la necesidad que tenemos de “justificarnos” por las redes sociales.

Llamamos Cheat Meal a esa hamburguesa, y así al mostrarlo por Instagram la justificamos a modo de “eh, tranquis, que está controlado eh, es un Cheat Meal” porque queda mejor que “me voy a comer esta hamburguesa porque la dieta que me han puesto es tan baja en kcal que me genera tal ansiedad que cómo no me la coma lo voy a mandar todo a la m…”

Y con ese planteamiento… MAL. Pero repito, es MI OPINIÓN

Cheat Meal vs. Comida libre

Ahora, más allá del “postureo” que hay detrás de llamar cómo quieras a esa comida libre ¿tiene sentido hacerlo? Veamos…

🍔 1. Si el hecho de hacer esa comida libre cada cierto tiempo, hace que lleves la dieta el resto del tiempo bien, osea, que te ayude en generar adherencia pues adelante.

🍔 2. Si el hecho de estar a dieta hace que estés toda la semana pensando en esa comida libre y te genere ansiedad y deseo, párate a pensar qué es lo que falla en tu plan porque tal vez sea demasiado restrictivo.

🍔 3. Comida libre, no quiere decir “me voy a comer todo lo que no me dejan comer otro día”, planifica bien porque puedes echar por tierra toda la semana en una sola comida. Lo importante es la suma total de kcal en la semana. En un día puedes cargarte ese déficit con una hamburguesa con patatas fritas, un refresco, un entrante y un postre.

🍔 4. Soy una pesada con que ésto es un estilo de vida, sí. Pero seguiré repitiéndolo (sorrynotsorry). Piensa a largo plazo… ¿vas a estar toda tu vida sin darte un capricho? Yo no

Así que, en resumen: concédete caprichos, vive y disfruta. Peso teniendo presente tu objetivo y hazlo cómo si nadie fuese a juzgarte por ello ni nadie te estuviese mirando.

Lucía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies